Análisis de Bramble
Análisis Nintendo

Análisis de Bramble: The Mountain King para Nintendo Switch

Hoy os traemos un análisis en profundidad de los aspectos más importantes de Bramble: The Mountain King, un juego independiente que fue lanzado el 27 de abril de 2023 para Nintendo Switch. Este videojuego desarrollado por Dimfrost Studio, un desarrollador independiente sueco, pertenece al género de aventuras y puzles. Jugaremos como Olle, un joven que se adentra en un mundo de mitos y leyendas nórdicas para rescatar a su hermana.

Análisis de Bramble

Historia y contexto

La historia de Bramble: The Mountain King es cautivadora y profundamente inmersiva. Desde el primer momento, nos sumergimos en un oscuro y mágico mundo inspirado en la mitología nórdica. Olle, nuestro protagonista, se encuentra en una misión desesperada para rescatar a su hermana secuestrada por una fuerza malévola.

El viaje nos lleva a través de frondosos bosques, siniestros pantanos y majestuosas montañas. Todo ello mientras nos encontramos con criaturas legendarias. Pero no todas los seres que nos encontremos serán amigables, pues habrá otros que querrán capturarnos y convertirnos en su cena.

 

Jugabilidad

Bramble: The Mountain King combina elementos de aventura y puzles con una mecánica de juego intuitiva y accesible. El juego se centra en la exploración y la resolución de acertijos que se presentan de manera orgánica a lo largo de la narrativa. Olle cuenta con habilidades básicas como correr, saltar y trepar, pero también dispone de herramientas mágicas que irá descubriendo y utilizando para superar obstáculos y enfrentarse a enemigos.

Cada área del juego está llena de detalles y secretos, invitando al jugador a explorar cada rincón. Sin embargo, debemos destacar que es un juego lineal con un camino muy marcado. Salirnos de la ruta principal nos enriquecerá la historia, pero no encontraremos recompensas aplicables al personaje. Las criaturas mitológicas juegan un papel crucial, algunas veces ofreciendo ayuda y otras presentando desafíos que Olle debe superar si quiere seguir vivo y rescatar a su hermana.

El sistema de combate es sencillo pero efectivo, permitiendo a Olle defenderse de los enemigos con herramientas que encuentra a lo largo de su aventura. Sin embargo, al tratarse de un niño bastante tímido e introvertido además de pequeño, la gran mayoría de los combates están más centrados en esquivar que en atacar.

 

Apartado audiovisual

Bramble: The Mountain King destaca por su impresionante apartado visual y sonoro. El juego presenta un estilo gráfico detallado y atmosférico, con paisajes que capturan la esencia de los cuentos de hadas nórdicos. Los escenarios están muy detallados, desde los verdes bosques hasta las oscuras cuevas, creando una atmósfera que es a la vez mágica y sombría.

La banda sonora complementa perfectamente el tono del juego, con melodías que varían desde lo melancólico hasta lo épico, dependiendo del punto del juego en el que nos encontremos. Los efectos de sonido son igualmente impresionantes, con un diseño que sumerge al jugador en el mundo de Bramble, haciendo que cada paso, cada susurro del viento y cada rugido de una criatura resuene con autenticidad y fuerza.

 

Impresiones

En esta sección del análisis de Bramble: The Mountain King, he recogido todas las impresiones y sensaciones que he sentido mientras jugaba, todo desde mi punto de vista.

Sin duda, el aspecto que más me ha llamado la atención es su banda sonora. Cada momento de la aventura esta marcado por una canción. Con la música acompañando cada instante, la sensación de inmersión es muchísimo mayor, relajando en momentos tranquilos pero creando tensión e incertidumbre en combates contra las criaturas mitológicas.

El diseño del mapa y los niveles es ingenioso y dinámico. No solo vamos por un bosque plano con tonos verdes, si no que también atravesamos cuevas, edificaciones y ríos. Hay zonas algo más abiertas que otras, pero terminamos siempre en el mismo recorrido. 

Como curiosidad, en algunos puntos de la aventura encontramos unas figuras talladas en madera que hacen referencia al momento que estamos jugando. Estas figuras en realidad son los coleccionables y están muy bien integrados con la temática. Aunque se pasan por alto fácilmente, cuando completamos el juego podemos seleccionar el nivel y volver a recorrerlo para encontrarlo.

Otro aspecto que ha conseguido ponerme la piel de gallina es la forma en la que el juego maneja los elementos de terror y tensión. Sin ser demasiado oscuro, Bramble logra crear momentos de verdadera inquietud y suspense, especialmente en los encuentros con algunas de las criaturas más siniestras del folclore nórdico. También nos presenta situaciones violentas y duras que incomodan al jugador y que te hacen querer resolver cuanto antes el capitulo porque hay más vidas en juego. Estos momentos difíciles de digerir están equilibrados con niveles más tranquilo, creando un ritmo de juego variado y dinámico. Ni demasiado estrés como para agobiar al jugador ni demasiado tranquilo para aburrirlo.

Por último, un aspecto particularmente notable es la forma en que el juego equilibra la dificultad. Los puzles son desafiantes pero justos, y las secuencias de acción requieren precisión y reflexión. Sin embargo, el juego nunca se siente injusto, y siempre hay una sensación de progreso y descubrimiento que motiva a seguir adelante. Siento que la dificultad realmente radica en entender el patrón o la acción que debemos llevar a cabo. Una vez hecho este aprendizaje, solo debemos repetirlo las veces que sea necesario para derrotar o huir de los seres malignos.

 

Conclusiones del análisis de Bramble: The Mountain King

Llegamos a la última parte de este análisis de Bramble: The Mountain King. En resumen, este videojuego de aventura y puzles es una joya dentro del género, ofreciendo una experiencia rica y emotiva que combina perfectamente narrativa, jugabilidad y arte.

Completar el juego puede llevar entre 6 y 8 horas, dependiendo de cuánto tiempo dediquemos a explorar y resolver todos los puzles. Es una experiencia que puede ser disfrutada tanto por jugadores veteranos como por aquellos que se acercan por primera vez a este tipo de juegos.

La atmósfera del juego, inspirada en la mitología nórdica, es fascinante y está maravillosamente ejecutada. Cada elemento del diseño, desde los gráficos hasta la música, contribuye a crear un mundo creíble y envolvente. La atención al detalle en los entornos y la cuidada representación de las criaturas mitológicas reflejan el compromiso del estudio desarrollador con la autenticidad y la inmersión.

Uno de los puntos fuertes es su capacidad para contar una historia profunda y conmovedora sin recurrir a largos diálogos o exposiciones innecesarias. Durante el juego apenas tendremos dialogo directo, si no más pequeñas cinemáticas o eventos en los que participamos para descubrir a nuestro propio ritmo. No solo es una experiencia de juego entretenida, sino también una obra de arte interactiva que celebra  la mitología nórdica. Es un recordatorio de cómo los videojuegos pueden ser una poderosa forma de contar historias y transmitir emociones.

Al final, después de realizar este análisis de Bramble: The Mountain King nos damos cuenta de que es una experiencia que va más allá del simple entretenimiento. Es una obra que combina narrativa, arte y jugabilidad que invita a los jugadores a sumergirse en un mundo de mitos y leyendas. La dedicación y el cuidado puestos en cada aspecto del juego se hacen evidentes a lo largo de toda la experiencia, haciendo de este título una recomendación fácil para cualquier amante de los juegos de aventura y puzles.

Puedes encontrar este videojuego alrededor de 29,99€ en Nintendo Switch.


Más noticias de Nintendo Switch.

🤎 Me gusta Wooper 💙 Te voy a hablar mucho de Pokémon Masters EX, Monster Hunter Now y videojuegos independientes. Quédate y charlamos un rato por Twitter (o X, ya no hay quién se aclare).