Análisis Nintendo

Análisis de Little Kitty, Big City para Nintendo Switch

Hoy os traemos un análisis en profundidad de los aspectos más importantes de Little Kitty, Big City, un adorable juego independiente que fue lanzado el 9 de mayo de 2024 para Nintendo Switch. Este videojuego desarrollado por Double Dagger Studio, nos ofrece una aventura en la que encarnamos a un adorable gato que se pierde en una metrópolis vibrante y debe encontrar el camino de regreso a casa.

 

Historia y contexto

La historia de Little Kitty Big City es tan tierna como sencilla. Todo comienza cuando nuestro protagonista, un simpático gato doméstico, se despereza de su siesta en la ventana con la mala pata de resbalar y termina cayendo. A partir de este momento, nos adentraremos en una aventura urbana para encontrar el camino de regreso a casa. Pero no estamos solos en esta ciudad. Nos cruzaremos con diversos personajes, como otros animales callejeros y humanos.

La trama es sencilla y efectiva, enfocandose por completo en las aventuras mientras exploramos la ciudad, ayudando a otros personajes y haciendo cosas de gatos. Aunque la historia no tenga giros de guion, consigue mantenernos enganchados gracias a su tono amigable y su capacidad para evocar emociones a través de la interacción con otros personajes y situaciones cotidianas.

 

Jugabilidad

Little Kitty Big City se destaca por sus mecánicas accesibles y una jugabilidad enfocada en la exploración y la resolución de puzles. Los primeros minutos de exploración se centran en aprender las mecánicas básicas, como saltar, correr y deslizarnos por lugares estrechos. Sin embargo, aunque con estás tres mecánicas podamos explorar gran parte del juego, la más importante será trepar.

Toda la ciudad está llena de objetos interactivos y personajes que nos ofrecerán pequeñas misiones, como encontrar un objeto perdido hasta ayudar a otros animales en problemas. La cantidad de tareas que podemos llevar a la ciudad es bastante amplia y muchas de ellas están directamente relacionadas con el comportamiento habitual de los felinos. Cazar pájaros, robar algo de comida, molestar a algun humano son algunas de las acciones que nos invitan a realizar y descubrir a lo largo de la ciudad.

El juego presenta una serie de puzles que, aunque no son demasiado complicados, requieren cierta observación y creatividad para ser resueltos. En ocasiones se resuelven solo mirando a nuestro alrededor mientras que en otras debemos buscar en otros lugares para completar el acertijo.

El juego cuenta con objetos brillantes que funcionan como moneda en el juego. Nos permite avanzar en algunos puntos de la historia y también comprar adorables gorros en ciertos puntos de la ciudad, pudiendo personalizar a nuestro felino. Incluso podemos sacarnos un par de fotos y compartirlas con nuestros amigos para ver quien tiene el gatito más mono. Esta moneda es muy sencilla de conseguir y la encontramos en cualquier rincón de la ciudad, incitando al jugador a seguir explorando para conseguir todos los objetos brillantes que a primera vista parecen inalcanzables.

 

Apartado audiovisual

Little Kitty, Big City nos deleita con un estilo visual en 3D que combina elementos de cel shading con un diseño de personajes y entornos que destilan encanto. La ciudad cuenta con todo tipo de lugares, desde calles enteras con grandes tiendas hasta parques más tranquilos, ofreciendo una atmósfera única y tranquila.

La banda sonora es igualmente encantadora, con melodías suaves que acompañan perfectamente nuestras aventuras. Cada área de la ciudad cuenta con su propia música temática, que varía desde relajantes temas de piano hasta ritmos más dinámicos en zonas más concurridas. Los efectos de sonido, desde el ronroneo hasta el bullicio de la ciudad, están cuidadosamente diseñados para sumergirnos en este pequeño mundo urbano.

 

Impresiones

En esta sección del análisis de Little Kitty, Big City he recogido todos las impresiones y sensaciones que he sentido mientras jugaba, todo desde mi punto de vista.

En primer lugar, quiero comentar que es muy sencillo hacerse con los controles. Son muy intuitivos y similares a otros juegos, por lo que es muy fácil acostumbrarse a ellos y a las mecánicas de movimiento y exploración.

Al principio del juego se nos presenta un pequeño tutorial muy bien integrado con la historia que nos enseña de una manera muy intuitiva todo lo que podemos hacer durante la aventura. Con los conocimientos aprendidos en los primeros minutos, el resto del juego se trata de aplicarnos de formas originales para conseguir nuestro objetivo.

Otro aspecto muy importante es la cantidad de personajes que nos encontramos en la ciudad. Cada uno de ellos tiene una personalidad muy trabajada e incluso cuentan con su propio desarrollo. La parte negativa es que una vez realizada la misión que te piden, solo son un decorado más. Está claro que no pueden ofrecerte misiones eternamente, pero quizá que los podamos encontrar en otros puntos de la ciudad, que tengan una variedad más amplia de diálogo o que te den pistas de logros que podemos obtener les darían más vida que una sola misión.

La libertad para explorar la ciudad a nuestro antojo es una de las características más destacables, haciendo que cada partida se sienta única. Tras el pequeño tutorial, podemos explorar a nuestro antojo, pudiendo desbloquear o abrir nuevos caminos. Además, como todo el mapa está cargado de objetos y secretos, cada vez que pasemos por algún lugar nos fijamos en algo nuevo que conseguir. En ningún momento el juego ejerce presión sobre el jugador. Por tanto, nos permite tomarnos todo el tiempo que necesitemos para disfrutar de la experiencia.

Otro aspecto es que en algunos puzles y misiones he sentido que realizaba lo mismo una y otra vez. Además, la ciudad está llena de vida y cuenta con espacios bastante amplios. Pero a veces las calles pueden parecer un poco vacías, especialmente en áreas menos transitadas. Otro punto es que, aunque la exploración es gratificante, puede resultar un poco frustrante cuando no está claro cómo avanzar en ciertas misiones. Aunque hay indicaciones sutiles, en algunos casos me encontré dando vueltas sin saber muy bien qué hacer, lo que rompía un poco el flujo de la experiencia.

Por último, algo que me parece realmente importante cuando se trata de juegos independientes, es la comunicación con sus creadores. Desde su lanzamiento, el juego ha sufrido una serie de mejoras y correcciones para hacer la experiencia mucho más agradable. En mi caso, una de las misiones secundarias no podía completarla porque el objeto que necesitaba lo había perdido en uno de mis muchos paseos. Al cabo de unos días, lanzaron una actualización para que los objetos reaparezcan cuando cargas la partida. De este modo, pude completar la misión al encontrar el objeto en su lugar.

 

Conclusiones del análisis de Little Kitty, Big City

Llegamos a la última parte de este análisis de Little Kitty, Big City. En resumen, es un juego que destaca por su encanto y su capacidad para ofrecer una experiencia de exploración relajante y gratificante. No es un juego que te ponga a prueba con desafíos complicados. Te invita a disfrutar de la aventura y a perderte en su mundo colorido y detallado.

La historia, aunque sencilla, está bien construida y logra mantenernos interesados a través de sus personajes y situaciones. La jugabilidad accesible y la libertad para explorar hacen que sea un juego ideal para aquellos que buscan una experiencia relajante pero enriquecedora.

Al final, después de realizar este análisis de Little Kitty, Big City se siente un juego en el que hay aspectos que podrían mejorarse, como la variedad de misiones y la claridad en algunos objetos. Pero a la vez, logra ofrecer una experiencia memorable y entretenida. Es un título que recomiendo para jugadores que busquen unas horas de paz y tranquilidad y para los más pequeños de la casa gracias a su ambiente amigable y misiones interactivas.

Puedes encontrar este videojuego alrededor de 24,99€ en Nintendo Switch.


Más noticias de Nintendo Switch.

🤎 Me gusta Wooper 💙 Te voy a hablar mucho de Pokémon Masters EX, Monster Hunter Now y videojuegos independientes. Quédate y charlamos un rato por Twitter (o X, ya no hay quién se aclare).