Análisis Steam

Análisis de V Rising, supervivencia contra humanos

V Rising es un nuevo videojuego de supervivencia con mucha personalidad, se encuentra muy influenciado en algunos aspectos por títulos importantes como la saga Diablo. Desarrollado por el estudio Stunlock Studios y publicado por Level Infinite, sin duda será uno de esos juegos de supervivencia que guardaré y no dudaré en volver a jugar en el futuro. Llegando a la plataforma de Steam con acceso anticipado en 2022, hace apenas un mes y medio el juego obtuvo su primera gran actualización junto a la versión 1.0.

V Rising nos pone en la piel de un vampiro recién despertado con sed de sangre y venganza. Con la finalidad de sobrevivir en un mundo totalmente controlado por los humanos, exploraremos enormes biomas en busca de recursos y alimento.

Encarna en el cuerpo de un vampiro

Comenzamos con la simple pero útil creación de personajes, donde le damos personalidad a nuestro querido vampiro. Aunque no cuenta con el sistema más completo de creación, ofrece las funciones básicas para crear un personaje único.

Despertamos en el mundo de V Rising con las manos completamente vacías, con el objetivo de construir un castillo y sobrevivir a todas las criaturas que habitan el mundo. Buscar recursos, derrotar temibles enemigos y construir un lugar seguro donde no ser abrasados por el sol son objetivos primordiales.

Las primeras horas de juego están dedicadas a aprender el control del personaje y las funciones más importantes. A pesar de ser un mundo abierto, no os sentís tan perdido como en otros títulos del género, ya que siempre tenéis una misión activa que te guía sobre lo siguiente que debes hacer mientras aprendes a moverte por el juego.

A defenderse de temibles humanos

A diferencia de muchos juegos de supervivencia, no somos un humano tratando de ser un héroe derrotando a grandes criaturas. En V Rising debemos defendernos de cazadores de vampiros que patrullan por los bosques. Este simple concepto hace que el juego tenga su propia identidad que además ha sabido combinar de forma excelente con las típicas características vampíricas.

Si permanecemos bajo el sol más tiempo del que vuestro vampiro soporta, comenzaréis a perder vida hasta ser totalmente debilitados. Si estáis cerca de ajos o plata, también sufriréis las consecuencias. No podía faltar que si no os alimentáis con frecuencia de la sangre de otra criatura, también tendrás un problema. Estas pequeñas mecánicas hacen que el juego sea mucho más envolvente y os metáis mas en el papel de un vampiro.

El sistema de combate cuenta con muchas posibilidades, pudiendo usar como arma cualquier herramienta y poder elegir entre cuerpo a cuerpo, distancia o ambas. Según progresáis en el nivel de vuestras armas, obtendréis habilidades especiales de cada una.

V Rising también ofrece la posibilidad de atacar con habilidades. A partir de un de árbol de habilidades, podemos ir desbloqueando ataques distintos. Diferenciados por elementos y con un máximo de dos habilidades básicas y una definitiva, podemos combinar estas a nuestro gusto y modificarla según convenga.

En definitiva, la diversidad de combinaciones y formas de combate es enorme. Aun así, no me ha convencido que la forma de desbloqueo sea tan tardía, y en muchos casos, hay elementos que no lograréis obtener hasta una parte mucho más avanzada de la partida. Cabe la posibilidad de que esa diversidad en la forma de combatir se retrase hasta que avances más en el juego.

Progresión apta para cualquier jugador

Como he mencionado, V Rising va a ayudaros siempre a saber que es lo siguiente que debes hacer. Con una misión activa en todo momento, podrás calcular y organizarte para saber qué es lo siguiente que debes completar para subir al próximo nivel. Incluso con el gigantesco mapa, el juego os ayudara mostrando una guía de aparición de objetos y un rastreador de enemigos. Un punto muy positivo para todos aquellos nuevos jugadores, tanto para los más experimentados como los que no.

Su sistema principal de progreso es derrotando jefes. Estos jefes desbloquearán tanto puntos de habilidad como recursos para mejorar nuestro lujoso castillo.

Los jefes son accesibles a cualquier nivel, así que los jugadores más valientes pueden perfectamente enfrentarse cara a cara con cualquier enemigo. El árbol de habilidades no está muy avanzado en bajo nivel, pero las peleas contra los jefes cuentan con sus pequeñas mecánicas propias que harán el combate más intenso.

El único problema destacable de la progresión de la partida es el sistema de refinación de materiales. A pesar de haber tenido mi partida en solitario muy avanzada, no conseguí agilizar este proceso. Habiendo tenido que esperar durante largos periodos de tiempo para obtener un recurso esencial en el progreso. Es importante que sepáis adaptar vuestros tiempos y organizaros.

Crea un imperio de la noche

Todo juego de supervivencia reconocido cuenta con un excelente sistema de construcción que permite crear estructuras impresionantes, así como lo es Minecraft. Afortunadamente, V Rising es un título que ha sabido explotar a la perfección el género de supervivencia voxel junto a el estilo vampírico.

Hacerse un castillo enorme es completamente posible gracias al sistema de construcción del juego. Destacar la posibilidad de crear diferentes pisos, escaleras, ventanas y enormes portones. Además de contar con un sinfín de elementos decorativos para darle el toque gótico que todo vampiro querría darle a su lujoso hogar. La única complicación es que las zonas son bastante limitadas en cuanto a tamaño, deberéis encontrar la mejor ubicación en la que construir la mansión de vuestros sueños.

He salido con ganas de progresar más en V Rising para seguir desbloqueando elementos decorativos. Cada vez mi castillo se veía más impresionante, pero cada pocos niveles que iba progresando, podía seguir mejorándolo, pudiendo personalizar casi cada detalle, como colores de antorchas, tipos de suelo y ventana entre muchos más.

¿Os ha pasado alguna vez que hacéis una construcción espectacular en una zona muy inicial del juego y que a la larga os ha costado hacer un traslado? En V Rising no vais a tener este problema, ya que los desarrolladores han pensado en todos esos jugadores que nos pasamos más horas construyendo que peleando. Gracias a la existencia de una estructura de traslado, podemos pasar todos los elementos de un castillo a una nueva ubicación.

Lucha por ser el vampiro más poderoso

Como buen survival, no puede faltar un modo cooperativo para jugar con tus amigos. En V Rising tenéis dos opciones de partida cooperativa: juego privado con amigos y juego en servidor en línea.

Desgraciadamente, no he tenido la oportunidad de probar el sistema cooperativo, pero si puedo afirmar que la experiencia solitaria es muy entretenida. No cabe duda de que poder jugar con amigos debe ser una excelente experiencia.

Los servidores públicos me han recordado a otros juegos como ARK: Survival Evolved. Entras con otros jugadores, pudiendo ser conocidos o desconocidos y luchas por sobrevivir en tu castillo para alzarte en la cima del servidor.

Conclusiones finales

V Rising me ha mantenido jugando durante muchísimas horas. En apenas una semana, he acumulado más de cuarenta horas de juego. Sin duda, es un título que, si lo abordas con algo de tiempo y ganas, te hará ver muy poca luz del sol.

Hemos tenido la oportunidad de probarlo en Steamdeck y dejando de lado que algunos menús puedan parecer pequeños a simple vista, la jugabilidad y la adaptación de controles son ideales para disfrutar de partidas en modo portátil.

Si os gustan los videojuegos de supervivencia, recolección de recursos y sobre todo, de construcción, V Rising es un titulo imprescindible que sin duda debéis probar.

IMPRESCINDIBLE

+ Puntos positivos

  • Construcción de castillos con mucha personalización
  • Accesible a todo tipo de jugadores
  • Muchas horas de disfrute y contenido
  • Infinidad de jefes finales
  • Servidores públicos para juego en línea

- Puntos negativos

  • El refinamiento de materiales es lento
  • El sistema de combate tarda en ser más variado

Más opiniones de videojuegos.

Me gustan los gatos negros, escribir y llorar reviviendo el final de cualquier Pokémon Mundo Misterioso. En mis tiempos no-libres estudio diseño de videojuegos.