Análisis Nintendo

Análisis de Rebel Transmute para Nintendo Switch

Hoy os traemos un análisis en profundidad de los aspectos más importantes de Rebel Transmute, un juego independiente que fue lanzado el 14 de marzo de 2024 para Nintendo Switch. Este videojuego desarrollado por Evan Tor, un desarrollador independiente, y publicado en España por Jandusoft, pertenece al género Metroidvania. Jugaremos como Luna Mikono y buscaremos a nuestra madre en el planeta Terra 6.

 

Historia y contexto

La historia de Rebel Transmute empieza en el mismo instante en el que inicia el juego. Nos encontramos frente a una corta cinemática donde nos presentan a Luna Mikono. Ella es hija de Wendy Mikono, una científica que trabajaba en los Laboratorios Foray en el planeta Terra 6. Tras una fatídica explosión, Wendy desaparece y nadie parece dar respuestas a Luna. Pasado un año, decide ir ella misma a Terra 6 y buscar respuesta a lo sucedido.

Por desgracia, Luna sufre un accidente llegando a Terra 6 y entra en coma. Despertamos con un nuevo traje espacial y en un cápsula gracias a qué uno de los pocos supervivientes de la exposión, la doctora Inaya, nos encontró.

Y así es como tomamos el control de Luna e iniciamos la búsqueda de su madre.

 

Jugabilidad

Rebel Transmute posee las mecánicas básicas de un metroidvania, como saltar, deslizarse, disparar. Pero también otras muchas como salto rebotando en enemigos, agarrarnos a paredes para alcanzar lugares más elevados, lanzar fuego y nadar. Estas últimas se obtienen, en su mayoría, progresando en la historia, ya que iremos mejorando nuestro traje tras derrotar a una serie de jefes.

No solo podremos obtener mejoras para el traje avanzando por el mapa, si no que también encontraremos unos objetos llamados aumentos. Estos aumentos pueden equiparse en el traje para mejorar nuestras capacidades, como lanzar más disparos con el arma, realizar un doble salto, flotar, tener unos bichos autóctonos aliados para que ataquen, entre otros. Nuestro traje tiene una capacidad máxima de aumentos, por lo que deberemos seleccionar muy bien nuestro estilo de juego según nuestras necesidades. Los aumentos se pueden equipar en los puntos de guardado repartidos por todo el mapa.

También descubriremos otros objetos, como las baterías para aumentar la capacidad de aumentos que podemos equipar, aceite, discos y uno de los más importantes, la hematochispa. Este último es la moneda del juego y la podremos obtener tras derrotar enemigos y plantas de hematochispa. Con ella podremos mejorar el daño de nuestra arma o comprar objetos de los vendedores que encontramos por el mapa.

Por último, el mapa es enorme y son pocas las salas que tienen solo una entrada y una salida. Al principio puede hacernos sentir impotentes porque apenas podremos explorar hasta que desbloquemos una o dos habilidades de movilidad. Tras esto, las posibilidades de exploración aumentan bastante y nos permite perdernos casi a nuestro gusto por todo el planeta.

 

Apartado audiovisual

Rebel Transmute es un juego en 2D con temática espacial y ciencia-ficción dibujado en un pixelart muy trabajado, con animaciones sencillas y básicas, entendible porque solo hay una persona detrás del desarrollo.

Como es habitual en un metroidvania, hay zonas temáticas, como puede ser una zona más verde y otra de lava, y cada una de ellas cuenta con su propia música ambiental. En el caso de Rebel Transmute, la música es muy relajante en su mayoría y toma un aspecto más serio en zonas más avanzadas de la historia.

Los efectos de sonido como disparos, ataques de monstruos o de recolección son cortos y llamativos, siempre indicando que hemos obtenido algo nuevo o que ha sucedido, por lo que está muy cuidado este apartado.

 

Impresiones

En esta sección del análisis de Rebel Transmute he recogido todos las impresiones y sensaciones que he sentido mientras jugaba, todo desde mi punto de vista.

En primer lugar, quiero comentar que es muy sencillo hacerse con los controles básicos. Pero las habilidades nuevas y el efecto de algunos aumentos no están correctamente pulidos. En ocasiones se complica mucho realizar algunas acciones ya que no están correctamente definidos los límites e interacciones de las mejoras con el entorno.

Siguiendo en el tema de mejoras, siempre portamos el mismo arma. Las mejoras que obtenemos directamente sobre ella son de daño. Aunque se notan en cuanto al enfrentamiento de los enemigos, necesitamos de los aumentos para que no parezca un arma lenta e injusta frente a enemigos más rápidos.

Para cerrar este tema de mejoras, decir también que son los aumentos que nos van a dar mecánicas que suelen ser básicas en otros metroidvanias, como el doble salto, levitan brevemente en el aire o mantenernos agarrados a la pared sin resbalarnos. Por último, hay una especie de dash, que solo nos permite deslizarnos por espacios más estrechos y no da ninguna ventaja en combate, como tener un pequeño periodo de invulnerabilidad.

Pasando al apartado del mapa, tengo sentimientos encontrados porque para avanzar en ocasiones no sabes si necesidad habilidad como jugador o una habilidad para el traje. En ocasiones es necesario combinar unos aumentos muy concretos para acceder a determinadas zonas, lo que te impide jugar siempre con tu propio estilo de juego. Esto también es positivo porque te obliga a conocer todo lo que ofrece el juego, pero de una forma poco amigable.

Por otra parte, el mapa cuenta con zonas secretas u ocultas, lo que te invita a acercarte a cada rincón del mapa e intentar descubrir si hay algo más. También contamos con unos marcadores que podemos fijar en el mapa para indicar que nos hemos dejado algo por el camino. Un detalle muy agradable ya que no hacemos más que dejarnos cosas por explorar por no tener la habilidad necesaria.

Rebel Transmute cuenta con varios jefes y jefes secundarios repartidos por todo el mapa. Algunos nos desbloquearán accesos a zonas nuevas y otros habilidades completamente necesarias para avanzar. Los diseños de combate de estos enemigos son muy buenos. Todos tienen al menos dos fases de combate y movimientos completamente distintos. Se pueden derrotar siendo buenos jugadores y no tienen movimientos injustos.

El único aspecto negativo es que, al tratarse de un metroidvania, hay un jefe en concreto que es muy difícil y apenas tenemos recursos de daño y vida como para aguantar lo suficiente. Este jefe requiere de mucha práctica para derrotarlo ya que desbloquea una habilidad clave para avanzar y creo que debería estar localizado más hacia el final de la historia, tanto por la dificultad como por la experiencia del jugador.

Relacionado directamente con los jefes están las estaciones de reparación o puntos de guardado. Lo normal de este tipo de lugares es que, no solo estén en lugares clave para que el jugador no tenga que hacer recorridos muy extensos, es que también estén cerca de donde se ubican los jefes. Esto no es así en todos los casos y en ocasiones es necesario recorrer el mapa durante 2-3 minutos desde que dejamos la estación de reparación hasta la sala del jefe para un nuevo asalto si nos ha derrotado. Esto se vuelve bastante tedioso conforme aumenta la complejidad del mapa y sus enemigos.

Para terminar esta sección, comentar que en todo momento tenemos unos marcadores en el mapa con los objetivos a completar. Previamente a estas marcas son explicados y contextualizados, pero es muy fácil perder el rumbo con tanta exploración. También me gustaría hacer una mención de honor a la narrativa del juego, puesto que aunque tenemos una historia principal lineal que van desvelando con el progreso, hay otros lugares que nos permiten conocer un poco más el planeta y los científicos que trabajaban allí.

 

Conclusiones del análisis de Rebel Transmute

Llegamos a la última parte de este análisis de Rebel Transmute. Me gustaría añadir que conocí este juego gracias al Jandushow de este año y que me enamore a primera vista, tanto por el arte como por las mecánicas mostradas en el trailer.

Completar el juego dependerá en su mayoría de nuestra habilidad de jugador como de la imaginación que le echemos. La gracia de los metroidvanias es que puedes avanzar tanto por habilidad del personaje como por habilidad del jugador. Rebel Transmute no se queda atrás en esto. Es habitual llegar a una sala y no saber muy bien que hacer. Sobretodo si no hay nada que indique como continuar. Pero seguramente, un par de horas más tarde el juego nos, de forma disimulada, como podemos sortear ciertas barreras. O quizá simplemente combinando ciertos aumentos llegamos a nuestro objetivo.

Aunque pueda parecer un aspecto positivo, las mecánicas no funcionan del todo bien y el juego tiene muchos bugs. En ocasiones no sabes si avanzas por algo que no pensó el desarrollador o porque estaba previsto que hicieras esa acción. Esto puede llegar a causar los llamados softlocks donde nos quedamos atascados porque no podemos ni avanzar ni retroceder. En el caso de Rebel Transmute, esto si lo ha tenido en cuenta y siempre tenemos acceso a un botón que nos devuelve al último punto de guardado.

El mapa cuenta con cientos de salas para explorar y en algunas de ellas encontramos unos objetos limitados que su único uso es venderlos. No todo tienen porque tener un objetivo o una aplicación directa en otra sección del mapa, pero dar la sensación de objeto raro para luego venderlos por un precio relativamente bajo no es muy satisfactorio.

Al final, después de realizar este análisis de Rebel Transmute y casi completarlo, tiene muchas similitudes con otros juegos de su mismo género. A lo largo de toda la aventura vemos claramente cuales son sus referencias. Tanto en mecánicas como en la forma de añadir contexto a todo su mundo. Es un un juego muy exigente desde el primer momento. Hasta los jugadores más expertos pueden encontrar dificultades para avanzar o derrotar algún enemigo.

Si bien el juego cumple con los aspectos básicos del género metroidvania, todavía tiene mucho margen de mejora. Desde el día de salida su desarrollador trabaja constantemente en corregir los errores que reportamos en su comunidad y mejorar el juego. (Es posible que este análisis no corresponda con la versión actual del juego pasado un tiempo). En nuestro caso, hemos sufrido dos problemas. El primero, un error crítico que nos ha impedido jugar durante algunos días. El segundo, un bug que nos impide acceder a la última parte del juego y por tanto, finalizar la historia. Aún así, hemos disfrutado ampliamente el juego y todo su contenido. Por ahora esperamos ansiosos la próxima actualización y poder finalizar la historia.

Puedes encontrar este videojuego alrededor de 19,99€ en Nintendo Switch.


Más noticias de Nintendo Switch.

🤎Me gusta Wooper💙 Te voy a hablar mucho de Pokémon Masters EX, Monster Hunter Now y videojuegos independientes. Quédate y charlamos un rato por Twitter (o X, ya no hay quién se aclare)